Cine de HONG KONG y TAIWAN en el Festival de Cannes

Alba Cantón

El cine de Johnnie To benefició al nuevo género aparecido en Hong Kong de cine de detectives, con el famoso John Woo. Aunque el trabajo reciente de Johnnie To se ha encaminado a un cine más comercial, tuvo películas con un toque estilístico propio que fueron aclamadas en Cannes con Breaking News (2004), Election (2005), Election 2 (2006) y Venganza (2009). Su reconocimiento no es sorprendente pues representa bien el cine de su país en el panorama internacional, así como Wong Kar Wai, Tsui Hark como los cineastas de Hong Kong.

A principios de los años 30, las compañías de producción situadas en Shanghai, motivadas por el éxito de la primera película sonora en cantonés (White Golden Dragon, de Tang Xiaodan, 1932), abrió el camino para la producción de películas en el lenguaje local en Hong Kong. Después de 1937 un gran número de cineastas llegaron desde Shanghai para trabajar allí, huían de la guerra chino-japonesa, para evitar ser capturados una vez más por el ambiente guerrillero. Desde 1945 la industria fílmica local producía obras en cantonés sobre kung fu, ópera cantonesa, musicales y melodramas. También en mandarín, gracias a los cineastas shanghaineses como Li Pinqian y Zhu Shilin, autores de memorables dramas de realismo social. Este cine, que no fue demasiado exportado, sigue siendo desconocido internacionalmente hoy día.

La llegada de grandes estudios como Cathay y Shaw (con los hermanos Shao de la compañía Tianyi) inspiraron nuevas ambiciones en la industria, con películas de peleas de espadas, dramas de la corte imperial y óperas filmadas. Cannes entonces se fijó en el trabajo del olvidado injustamente primer director de los estudios Shaw, Li Han Hsiang, proyectando algunas de sus películas, La Sombra Encantada (Qingnu youhun, 1960) el drama histórico (La Magnífica Concubina, Yang Kwei Fei, 1962) y la Emperatriz Wu Tse Tien, 1963. Los estudios Shaw produjeron películas de espadas en mandarín en los 60 y consecuentemente películas de kung fu inspiradas en Shaolin. Su estudio rival Golden Harvest, aprovechó este filón para producir películas serias sobre kung fu en cantonés con Bruce Lee y también comedias con Jackie Chan.

Con las siguientes generaciones en los 80, el Festival de Cannes presentó el trabajo de Tsui Hark con Triángulo. Por otro lado, Wong Kar Wai es el director favorito de Hong Kong para Cannes desde su Happy Together en 1997, su quinta película, y el ganador a Mejor Dirección con In the Mood for Love (2000) y 2046 (2006).

2046

Taiwan

Desde un punto de vista factual, es incorrecto decir que el cine taiwanés nació con el nuevo cine (dos películas decisivas echas en los 80, In Our Time y The Sandwich Man) pero sí hay que comprender mejor su historia. Después de la ocupación japonesa, Taiwan fue sujeta a la ocupación de los nacionalistas del Kuomintgang que impusieron una forma de realización basada en la propaganda. Cuando Li Han Hsiang y King Hu, su asistente y posterior director, dejó los estudios Shaw para trasladarse a la isla, la calidad de la producción cinematográfica fue entonces mejorada. Estas producciones históricas, basadas esencialmente en la China Imperial, fueron claramente separadas de la realidad de ese momento (una orientación para la que el gobierno no puso ninguna objeción). Esta fue la realidad en la que el Nuevo Cine fue instaurado, en su preocupación con que la historia de la que se había hablado de Taiwan solo se refería a la del siglo pasado. Después de conseguir la ayuda de Li Han Hsiang que trabajaba en Hong Kong, Cannes presentó la obra maestra de King Hu Touch of Zen (1975), una película de espadas, género que aún era desconocido en ese momento fuera de China. Este trabajo sería posteriormente imitado por Zhang Yimou, pero nunca igualado. De hecho, Tigre y Dragón (Ang Lee, 2000) no fue la primera película de espadas proyectada en Cannes.

The Sandwich Man, 1983

Touch of Zen, King HU, 1975

Crouching Tiger, Hidden Dragon, Ang LEE, 2000

Mientras que la ola de nuevo cine taiwanés se presentaba en varios festivales (En Europa, Pesaro, los Tres Continentes) donde se presentaban las películas de Hou Hsiao-hsien, Los Chicos de Fengkuei, 1983, Un Verano con el Abuelo, 1984, A Time to Live, a Time to Die, 1985; Polvo en el Viento, 1986; El Festival de Cnnes invitó a Hou Hsiao Hsien a proyectar The Puppetmaster (1993), después de que el director había sido premiado con el León de Oro en Venecia por A City of Sadness (1989). Este fue el comienzo de una maravillosa y leal amistad con Cannes que se extendió con Good Men, Good Women (1995), Goodbye South, Goodbye (1996), Flores de Shanghai (1998), Millennium Mambo (2001), Tres Veces (2005) y El Vuelo del Globo Rojo (2007). Por su parte, Tsai Ming Liang, conocido por sus películas Rebels of the Neon God (1992), Viva el Amor (1994) y El Río (1997) entró a competir en Cannes con The Hole (1995), con What Time is it there? (2001) y con Face (2009). Y fue gracias al Festival de Cannes que Edward Yang obtuvo el aclamo internacional por Yi Yi (2000), ganando el premio a Mejor Dirección, aunque ya el festival había proyectado una película suya A Confucian Confusion en 1994.

Flowers of Shanghai, Hou Hsiao Hsien, 1998

La revelación del cine chino desde principios de los 80 (nueva generación en Hong Kong, Nuevo Cine en Taiwan y la quinta generación en China) ha sido el gran evento internacional de los últimos años. Edición y ritmo en las escenas de combate, la caligrafía los ideogramas, en su combinación de trazos gruesos y finos también en cinematografía. Esto crea un ballet que podemos encontrar también en las películas de Wong Kar Wai, donde la caligrafía se vuelve coreografía.

China tiene un particular apego a sus valores ancestrales (confucianismo), desapego en el arte (taoísmo), que se puede sentir en su pintura y poesía pero también expresado en las películas por ejemplo en el trabajo de Hou Hsiao Hsien a través de su singular manera de mantener las distancias, traer emoción a la superficie manteniendo la distancia de las caras, mientras que al mismo tiempo se están contando historias de acuerdo a la lógica que rompe con el estilo narrativo actual.

This entry was posted in China, Cine. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>