El cine chino en el Festival de Cannes

Alba Cantón.

Ya sólo quedan 25 días para que dé comienzo el festival de cine más importante del mundo, y desde ayer quedó anunciado el listado de películas internacionales en competición. Estas, conformarán la línea predominante de las cintas que darán que hablar durante el año 2012.

Este año, en la página oficial del festival se hace un recopilatorio de los países con más presencia cinematográfica en el mundo y en Cannes, especialmente. Les traducimos para Shui Viajes el viaje internacional del cine chino más aclamado.

Por Charles Tesson

La primera edición del Festival de Cannes tuvo lugar en 1946, a las puertas de la Segunda Guerra Mundial. Tras una victoria sobre Japón, con el que China ya llevaba en guerra desde 1937, el país se encaminaba ahora a una guerra civil entre las tropas nacionalistas del Kuomintang lideradas por Chiang Kai-Shek y las fuerzas comunistas, que se alzaron con el poder en 1949 para llevarles a la creación de la República Popular de China. Pero China contiene tres realidades diferentes, que también se dejará ver en su cine, y es el gobierno nacionalista exiliado en Taiwan, así como la colonia británica de Hong Kong.

El cine llegó a China muy temprano, con las películas de los hermanos Lumière proyectadas en Shanghai en 1896, seguidas por las películas hechas por Edison en el siguiente año. Pero no fue hasta 1913 que se rodó un largometraje, titulado La Difícil Pareja, por Zhang Sichuan. En 1922 se creó Mingxing, la compañía de producción de cine más importante del momento, así como Tianyi (fundada por los hermanos Shaw que acabaron trabajando en Hong Kong). Tras la ola de los dramas realistas, las películas de peleas de espadas se pusieron de moda como género predominante en los años 20. Desde 1930, con la fundación de Lianhua (United China Film Company), la ocupación de Manchuria en 1931 y el bombardeo de Shanghai en 1932, las películas de entretenimiento fueron dejadas de lado a favor de un cine más documental o ficción basada en la realidad.

Hu Die

Ruan Ling Yu

La primera época de oro (1931-1937) se dio con la emergencia de las estrellas femeninas: Hu Die y Ruan Lingyu y una segunda generación de cineastas con talento: Sun Yu, Cheng Bugao, Cai Chusheng, Yuan Muzhi, Wu Yonggang. La guerra en contra de los japoneses (1937-1945) rompió este dinamismo y muchos de los directores que vivían en Shanghai tuvieron que buscar regugio en Hong Kong y otros se unieron a la Larga Marcha. Aunque eran tiempos difífiles, en el periodo de la guerra civil (1945-1949) vieron la luz preciosas películas como Primavera en un Pequeño Pueblo (Fei Mu, 1948) y Cuervos y Gorriones (Zheng Junli, 1949).

La tercera generación de cineastas comenzó con el nacimiento de la República del Pueblo (Shui Hua, Ling Zifeng, Sang Hu, Xie Jin, Xie Tieli), haciendo de Beijing el nuevo centro del cine. Mientras las películas indias y japonesas eran alabadas en Cannes en ese momento, la China comunista no estaba representada. Los años 60 fueron los años de la generación sacrificada (la cuarta), porque sus carreras fueron interrumpidas por la Revolución Cultural. Cuando el cine chino volvió a su actividad normal en la segunda mitad de los 70, Cannes estableció nuevos lazos con China. Esto comenzó con la proyección en 1979 (en la sección Un Certain Regard) de Threshold of Spring de Shie Tieli, que se había rodado en 1963 antes de la Revolución Cultural, la posterior fue Una Historia Verdadera de Ah Q (1982) de Cen Fan, un antiguo actor y director de películas de ópera en los 50. The Herdsman o Mu Ma Ren (UCR, 1983) por el director shanghainés Xie Jin, autor de Stage Sisters (1965) así como Una Chica de Hunan o Xiangnu Xiaoxiao (UCR, 1987) DE Xie Fei, un director de la cuarta generación.

Spring in a Small Town, FEI Mu

Crows and Sparrows, ZHENG Junli

The True Story of Ah Q, CEN Fan

A Girl from Hunan or Xiangnu Xiaoxiao, XIE Fei

A principios de los 80 nace la quinta generación de cine chino, con Tierra Amarilla de Chen Kaige (1984), y Sorgo Rojo de Zhang Yimou (ganador en 1987 del Oso de Oro en Berlín). Zhang Yimou fue invitado a Cannes con Ju Dou (1990), comenzando una larga relación que se renovaría de nuevo con Vivir (1994), y con otras tres películas, entre ellas, La Casa de las Dagas Voladoras (2004). Chen Kaige estuvo en Cannes con su cuarta película, Life on a String (1991) y de nuevo con Adiós a mi concubina (1993) por la que recibió la Palma de Oro.

Los acontecimientos de la Plaza de Tiananmen en 1989 le dio a China su sexta generación de directores. Representada en Cannes con Zhang Yuan (East Palace, West Palace, 1997) y por la tercera película de Wang Xiaoshuai (entrevistado para Shui Viajes), Demasiado Cerca del Paraíso (1999); otras tres de él han sido también seleccionadas Drifters, Shanghai Dreams, Chongqing Blues). Jia Zhangke (Xiao Wu, Artisan Pickpocket, 1988, Platform, 2000) fue invitado a Cannes con Placeres Desconocidos (2002), 24 City (2008) y un documental sobre la historia de Shanghai (I wish I knew, 2010). Si el cine chino se ha convertido en un habitual incondicional en Cannes (Low Ye, con su tercera película Purple Butterfly en 2003, y con Palacio de Verano en 2006 y Spring Fever en 2010) el festival también ha proyectado películas que son únicas e inolvidables como Los Demonios en la Puerta(2000) del actor-director Jiang Wen, una película que tuvo represalias en el propio país y Petition (Proyección Especial en 2000), un fascinante documental de Zhao Liang que expresa la realidad actual de China.

 

This entry was posted in China, Cine. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>